Armonía en tu hogar y en tu mente

Seguramente nunca hayas escuchado el término de ruido visual. Pues bien, con estas dos sencillas palabras nos estamos refiriendo a la sensación de ruido, a veces incluso de caos, que puede llegar a producir el hecho de tener un exceso de objetos dentro de nuestro campo visual.

Y es que el hecho de acumular cosas dentro de nuestro hogar en muchas ocasiones puede llegar a ser contraproducente. Y no solo desde el punto de vista estético sino desde el punto de vista de la armonía interior.

El feng-shui como la solución a este problema

En esencia podemos decir que el feng-shui se trata de una práctica que consiste en mejorar las condiciones ambientales con el objetivo de lograr un mayor bienestar. Pues bien, ¿y si te dijéramos que con esta disciplina y nuestra ayuda vas a poder hacer que tu mente y tu hogar entren en perfecta armonía?

¿Por qué conservas objetos de temporada?

Son muchas las personas las que una vez que ha pasado una determinada temporada se empeñan en seguir dejando esos objetos a la vista.

Un buen ejemplo de ello, por ejemplo, son los esquíes o la tabla de snow. Ni que decir tiene que estos objetos, y más teniendo en cuenta el tamaño considerable que tienen, no están en el lugar adecuado para una correcta armonía.

Otro caso puede ser el de aquellos hogares que gozan de una zona de jardín o de patio. Y es que es bastante frecuente observar que en ese jardín, en los lugares más insospechados, podemos encontrar algunos objetos como puede ser una tabla de surf. ¿Es necesario que esa tabla de surf esté ahí todo el año? La respuesta es un rotundo no, de hecho no es conveniente, de nuevo rompe la armonía del hogar.

Exceso de elementos decorativos

La salita de estar o el salón son lugares que se prestan mucho a la acumulación de objetos que no hacen otra cosa que entorpecer.

Cuadros que ya no nos gustan, jarrones que sabemos que han pasado de moda o sillones que sabemos que ni utilizamos ni vamos a utilizar. Unas pertenencias que no hacen otra cosa que ocupar espacio y dar la sensación de agobio y de falta de espacio.

Suele ocurrir que vamos añadiendo cositas al entorno, poco a poco. Algo nuevo que no sustituye a algo viejo. esto suele ocurrir cuando un objeto (el viejo) ha estado mucho tiempo en casa y tenemos un sentimiento de apego, aunque prefiramos otro objeto, quizás más actual y que en estos momentos se ajusta más a nuestros gustos (el nuevo).  Por lo que no sustituimos sino que sumamos.

La cocina no es un cuarto trastero

Esto es todo un clásico. De hecho no hay más que acudir a la gran mayoría de las cocinas después de la navidad y observar que allí sigue esa vajilla que era tan especial para nosotros.

El problema es que esa vajilla no la vamos a utilizar hasta finales de ese mismo año y no hace otra cosa que ocupar un espacio que se puede utilizar para muchas cosas. Sobre todo para que la disfrutes con tu familia. La cocina es un lugar ideal para reunirnos, comer, enseñar a los peques a cocinar cosas sencillas, hacer galletas todos juntos, puzles en la mesa, etc. Si llenamos este espacio con bicicletas, la colchoneta de la playa, la vajilla antigua, una pelota, etc. No podremos disfrutar la cocina para lo que fue pensada, cocinar y disfrutar de ello.

Libros, libros y mucho material escolar

Este caso es mucho más frecuente de lo que nos podemos imaginar. Y es que cuando se termina un curso escolar no solo es el momento de las vacaciones para los más pequeños de la casa. También es el momento en el que no se sabe qué hacer con los libros que se han utilizado durante el año así como con todo el material escolar que se ha ido acumulando.

También papeles que debemos guardar los adultos. Si te descuidas acabas sepultado por una montaña de papeles y libros que… adivina… No usas más que una vez cada mil años, pero que tienes que gradar. No, tenerlos por toda la casa no es óptimo, incluso cuando están bien organizados ocupan un espacio innecesario.

Bluespace al rescate

Así de sencillo y así de fácil. Todos y cada uno de estos casos son muy frecuentes en el día a día de las personas y son los causantes de que nuestro hogar pierda su armonía.

Sin embargo en los espacios de almacenaje que te ofrecemos en Bluespace vas a poder guardar todo esto y recuperar esa sensación de bienestar en tu casa que se da cuando cada cosa está en su lugar.

Gracias a estos espacios adicionales vas a poder liberar tu salón, tu patio, tu jardín o la habitación de tus hijos de todo aquello que no necesitáis. Y ya se sabe que cuantas menos cosas tengas a tu alrededor, tu entorno será más agradable. Mucho más armónico y eso es algo que va a repercutir en tu día a día.

Post recientes