Redecoración veraniega sin gastar un euro

El redecorar una determinada estancia, la oficina o el propio domicilio puede llegar a ser un reto para muchas personas. Sin embargo, ¿qué pensarías en estos momentos si te dijésemos que la redecoración de ese espacio que es tan importante para ti se puede llevar a cabo sin tener que realizar ninguna clase de desembolso?

Tu imaginación y Bluespace

En las líneas que siguen a continuación vamos a dar una serie de claves para llevar a cabo todo este proceso. Unas claves a las que vamos a sumar la presencia de Bluespace para terminar de redondear todo.

Aprovecha y aparta todo aquello que no utilices

Aunque pueda parecer algo sencillo hay que decir que este primer paso puede llegar a ser algo complejo. No obstante vamos a ver que esto no es así. En absoluto. Más que nada porque vamos a enumerar dos normas que van a ser las que nos van a ayudar a determinar qué pertenencias no tenemos que incluir en este nuevo entorno que estamos creando.

  • ¿Llevas 3 años sin utilizarlo? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla y la consecuencia aún más. Y es que no hay más que acudir a los profesionales, y al sentido común, para saber que sin un objeto no se ha utilizado en todo ese tiempo no hay motivos suficientes para pensar que se va a comenzar a utilizar.
  • ¿Tiene alguna funcionalidad en tu nuevo concepto? Si la respuesta es negativa ni que decir tiene que no va a tener cabida. De hecho por no ser tajante en este sentido se puede dar el caso de que muchos objetos se acumulen sin que tengan una función clara y, evidentemente, no hacen otra cosa que afear el conjunto.

Ahora entra Bluespace

Pero claro, ¿qué hacer con todas esas pertenencias a las que no se les puede hacer un hueco en este nuevo punto de vista? Muy sencillo. Todas y cada una de ellas se pueden almacenar en Bluespace. Y es que actualmente disponemos los espacios que necesitas para cada ocasión.

  • Tú eliges las dimensiones del espacio que vas a necesitar. No importa si apenas tienes pertenencias que retirar o tienes mucha. A día de hoy tenemos todos los espacios que puedas necesitar.
  • Cuidamos las condiciones de conservación. En realidad no puede ser de otro modo. De ahí que no tengas que preocuparte en lo relativa a la humedad o la temperatura. Tus objetos estarán en buenas manos.
  • Recupéralos cuando quieras. Así de claro. En cualquier momento podrás acudir a tu espacio de almacenaje y hacerte con esa pertenencia a la que ya le has encontrado un sitio.
  • La seguridad por encima de todo. Gracias a nuestros sistemas de vigilancia tus pertenencias estarán en las mejores manos.

Y ahora, ¿cómo proceder a la redecoración?

Recuerda que la premisa que hemos puesto sobre la mesa es la de no tener que hacer ningún gasto. Pues bien, esto va a ser posible si seguimos una serie de directrices mucho más sencillas de lo que podamos pensar en un primer momento.

  • Redistribuye el mobiliario. En muchas ocasiones no hace falta comprar muebles nuevos. Lo que hace falta es ubicar el mobiliario que ya tienes en lugares más estratégicos. En lugares en los que pueden tener una mejor función.
  • Esta es otra de las claves. Muchos de los objetos que tienes, seguramente, solo necesitan un lavado de cara para volver a estar perfectamente operativos y para encajar de nuevo dentro de este nuevo espacio. Con algo de paciencia y el material adecuado será muy sencillo.
  • Mezcla estilos. No temas a la hora de mezclar estilos. De hecho es una de las grandes ventajas que tiene el redecorar una estancia con el material disponible. Y no creas que el conjunto no va a tener armonía. Todo lo contrario. Tal es así que esta manera de decorar tiene un nombre, estilo ecléctico, y es una de las tendencias que muchos decoradores y decoradoras utilizan en estos casos.

Como puedes ver la tarea que tienes por delante no es tan complicada como parecía. Además, con la ayuda de Bluespace, podrás guardar todo aquello que no tenga cabida con tu nueva decoración y aprovecharlo para la temporada que viene. De este modo no almacenarás en tu casa y podrás vivirla al máximo, en este post hablamos de los beneficios de tener tu casa como un espacio para vivir y no como un lugar de almacenamiento (https://www.bluespace.es/2020/05/11/beneficios-de-tener-tu-casa-como-un-espacio-para-vivir-y-no-como-un-lugar-de-almacenamiento)

Lo mismo ocurre con tu nueva oficina en casa, si cada cierto tiempo quieres cambiar tu espacio de teletrabajo te damos las claves en esta entrada sobre para conseguir el rincón de trabajo perfecto para el teletrabajo. (https://www.bluespace.es/2020/04/21/el-rincon-de-trabajo-perfecto-para-el-teletrabajo)

 

 

Post recientes