Maleta perfecta para Semana Santa

maleta_plantaSi tenemos que hablar de uno de los mayores quebraderos de cabeza que hay actualmente, es necesario mencionar el hecho de preparar una maleta para Semana Santa. Y es que, aunque pueda parecer lo contrario, no es nada sencillo llevar todo lo imprescindible sin dejarse nada.

No obstante, si somos metódicos y seguimos unas directrices muy concretas, todo este proceso será mucho menos dramático que de costumbre. De ahí la importancia de que tomes buena nota de los consejos que te vamos a comentar a continuación.

Consejos imprescindibles para hacer tu maleta en Semana Santa

Como suele decirse, cada maestrillo tiene su librillo. Sin embargo, a continuación vamos a darte unas claves que, gracias a la experiencia que tenemos dentro del sector, sabemos que son de gran utilidad a la hora de optimizar el espacio de una maleta y que nada se te quede en casa.

Empieza siempre por tu calzado

Son muchas las personas que pueden pensar que el calzado es lo que más espacio ocupa y que por lo tanto es lo último que hay que meter. Sin embargo, esto no es así en absoluto.

En primer lugar porque el calzado es básico para ir de Semana Santa. Gracias a una buena elección no solo el resto de tu atuendo irá combinado sino que un buen calzado te proporcionará un gran confort.

Pero es que ahí no queda todo. Más que nada porque el interior del calzado se puede utilizar para guardar algunos accesorios como por ejemplo calcetines o cinturones. Hay que empezar a optimizar el espacio desde el principio.

Consulta el tiempo que va a hacer en tu destino

A día de hoy son decenas las aplicaciones móviles las que nos pueden informar de cuál va a ser el tiempo que hará un día concreto. Una rápida consulta y ya tendremos el 85% de nuestro vestuario elegido.

Solo debes dejar un 15% a la improvisación. De esta manera te aseguras de que siempre vas a llevar lo que necesitas. Y todo ello con la ventaja de tener un pequeño “plan B” por si el tiempo no es el previsto.

Haz rollos con todo lo que puedas y optimiza el espacio

Esta es una técnica que cada día que pasa tiene más adeptos. Y es que siempre que puedas debes hacer rollos con tus prendas de vestir. No quedarán para nada arrugados y habrás optimizado una buena cantidad de espacio. Una estrategia que funciona muy bien, sobre todo con las camisetas.

Utiliza los espacios exteriores de la maleta

Una maleta, aunque casi siempre se vea así, no es solo el espacio del interior. Es mucho más. Los bolsillos y los compartimentos que tenemos en el exterior pueden ser unos aliados perfectos para nosotros.

Aprovéchalos para incluir en ellos todo tipo de accesorios. Pañuelos, calcetines, ropa interior, cinturones o tirantes. Gracias a este espacio adicional con el que no contabas, no dejarás nada que puedas necesitar para completar tu look en casa.

¡De paso aprovecha y guarda toda la ropa de temporada!

Este es un tema muy recurrente. De hecho, en este artículo, ya hablábamos de cómo hacer el cambio de ropa de temporada de una manera sencilla y cómoda.

Sin embargo, queremos hacer hincapié en este aspecto. Y es que puedes aprovechar el hecho de hacer la maleta para tus vacaciones de Semana Santa para deshacerte de esa ropa que ya no necesitas en esta nueva estación del año.

Haz de tripas corazón, ármate de una gran determinación y almacena, siguiendo los consejos anteriormente mencionados o con la ayuda de Bluespace, toda esa ropa de abrigo que no tendrás que utilizar hasta dentro de 9 meses.

Como consejo final que podemos darte, tenemos que decirte que, por encima de todo, seas precavido y tengas paciencia. Estamos seguros de que te dejarás algo en casa. De ahí la importancia de tener una cierta previsión a la hora de hacer la maleta y comenzar con ella unos días antes.

Así podrás evitar los despistes y tendrás más tiempo para tomar las mejores decisiones. Porque, lo queramos reconocer o no, las prisas y el hacer una buena maleta no son compatibles.

Post recientes