Cómo aprovechar el espacio en un dormitorio pequeño

Por
en Consejos

Las viviendas, en la mayoría de los casos, ya no son lo que eran. Y no son lo que eran, concretamente, porque suelen tener un espacio mucho más reducido que el que tenían hace dos o tres décadas.

Es por ello por lo que no es de extrañar que sus inquilinos, sobre todo los más jóvenes, tengan verdaderos problemas para optimizar el poco espacio que tienen en zonas tan concretas y tan sensibles como pueda ser el dormitorio.

6 claves para sacar el máximo partido al espacio

En consecuencia, a continuación, vamos a ver algunos consejos muy prácticos, y al mismo tiempo muy sencillos de aplicar, en cualquier dormitorio de manera que el poco espacio que tiene no solo no será un problema sino que puede llegar a ser más que suficiente.

La clave está en el orden

Esta es una verdad absoluta.  Y es que, cuando un dormitorio está ordenado, por muy pequeño que sea, siempre vamos a encontrar el lugar adecuado para todas y cada una de nuestras pertenencias.

Para ello, no solamente vas a necesitar un poco de constancia y de paciencia, sino que al mismo tiempo también puedes echar mano de algunos elementos de almacenaje como puedan ser cajas transparentes. Las vas a poder encontrar de cualquier tamaño y por lo tanto de encajar en esos huecos muertos que seguramente tengas.

Instala una cama con canapé

La cama, en muchas ocasiones puede ser un espacio que ayuda a que se desaproveche cierta extensión del dormitorio. De ahí que nuestra recomendación, sin lugar a dudas, sea la de instalar una cama estilo canapé.

No solamente son igual de cómodas y de prácticas que las más tradicionales, sino que también contienen un gran espacio de almacenaje en su parte inferior. Aquí, no solamente vas a poder guardar ropa de temporada, sino que al mismo tiempo también vas a poder guardar otros elementos como mantas, sábanas y edredones. Un lugar, muy aprovechable, que por muy poco dinero puede ser uno de los pilares centrales de tu dormitorio.

Muebles multifuncionales

Esta es una de las claves principales. En el momento en el que nos decantamos por un mobiliario concreto para nuestro dormitorio, tenemos que buscar, y tener en cuenta, que estos muebles tengan varias funcionalidades.

Por poner un sencillo ejemplo, cuando estemos buscando un escritorio sobre el cual trabajar, no estaría de más que en la parte inferior de ese escritorio se incluyeran algunas cajoneras.

Y no solamente para guardar elementos relacionados con el estudio, o con nuestra actividad laboral, sino también porque en esos cajones se pueden almacenar otros accesorios como joyas, ropa interior o cualquier otro complemento con pueda ser por ejemplo calcetines o cinturones.

Repisas y estanterías por doquier

¿Por qué no aprovechar las paredes cuando tenemos cuatro? Esta es una buena pregunta que muchas personas no saben responder de manera correcta. Si tenemos cuatro paredes, y están desocupadas, nada mejor que instalar tantas repisas y estanterías como queramos.

Eso sí, para que el aprovechamiento de espacio no suponga un fuerte impacto visual, y desagradable, te recomendamos que las instales a una cierta altura.

Estarán fuera de tu línea de visión, y esto hará que tengas una mayor acción de amplitud, y al mismo tiempo sobre ellas podrás depositar relojes, despertadores, películas o cualquier otro accesorio.

Compartimenta el armario

Y como no podía ser de otra manera, tenemos que hacer referencia al armario. Este es uno de los lugares que más se desaprovecha de un dormitorio. No solamente tenemos que utilizarlo para guardar camisas, pantalones, blusas o camisetas.

Si lo compartimentamos de una manera correcta, a través de pequeñas cajas o estanterías, podremos observar que en su interior podemos guardar otras muchas cosas. Puedes guardar tus perfumes favoritos, complementos que utilices para vestir en ocasiones especiales, calzado o incluso tu ordenador portátil. Ni te imaginas la gran cantidad de espacio que pueda ver en el interior de un armario.

Aunque pueda parecer una tarea compleja, nuestra experiencia nos dice que no lo es en absoluto. Todos estos elementos que te hemos recomendado, los puedes ir acoplando a tu dormitorio de manera progresiva.

Consigue espacio extra en Bluespace

Si no consigues hacer milagros y extender los metros cuadrados de tu habitación, siempre tendrás la opción de alquilar un espacio en Bluespace. En Bluespace disponemos de espacio privados desde 1m2 hasta 200m2 para guardar todo lo que no te quepa en casa, con parking gratuito, zonas de carga y descarga y acceso los 365 días del año. Contamos con 37 centros en Barcelona, Madrid y Valencia, encuentra tu Bluespace más cerca y amplia el espacio de tu habitación.

 

 

Post recientes