Trucos para afrontar una mudanza universitaria

Por
en Consejos

¡Ha llegado tu gran momento! ¡Te vas a la Universidad! Y eso significa en la mayor parte de casos, cambiar de ciudad y por tanto de casa. ¿Nerviosos?

Afrontar una mudanza universitaria está lleno de retos. En primer lugar a nivel personal. Seguramente nunca antes habréis estado lejos de vuestros padres tanto tiempo y os surgen todo tipo de dudas.

La primera: ¿Voy a sobrevivir?

Algunos afortunados no se van demasiado lejos y saben que tema comida o ropa, no tendrán problema. Vuelven a casa los fines de semana y solucionan fácilmente cualquier problema en su dulce hogar. Para los que se van más lejos, los contactos del móvil AA Mamá y AA Papá se vuelven los más solicitados.

Aún así, ¡hay que ponerse las pilas!

Y esto comienza en el mismo momento en que empiezas a hacer la lista de cosas que vas a necesitar en tu nuevo piso. No importa si vas a vivir solo o con más estudiantes. Aquí te dejamos los mejores trucos, válidos para cualquier mudanza universitaria.

Para tu habitación

Por supuesto, antes de preparar nada, visita la vivienda o residencia varias veces. ¿Cómo es tu habitación? Llévate un pequeño cuaderno y haz medidas. ¿Tiene escritorio? Abre el armario y visualiza a primera vista si te va a entrar la ropa. Ten en cuenta que la irás trasladando por temporadas y no te vas a llevar todo el primer día.

  • ¿Dónde vas a dejar los zapatos?
  • ¿Los abrigos ocupan mucho?
  • ¿En tu casa dónde se guardaban las toallas y sábanas?

Bienvenidos a ese gran momento en el que te das cuenta de que en tu casa hay ciertas cosas que están guardadas en otras partes pero aquí todo tiene que entrar en tu habitación. Porque normalmente al compartir piso, en las zonas comunes solo se guarda lo común para todos. A menos que vayas a vivir a una casa muy grande / palacio / mansión (que no solo ser el caso) o que no te importe que tu compañero aparezca saliendo de la ducha con tu toalla (que tampoco suele ser el caso).

¿Consejos?

¡Divide y vencerás!

Guarda en la maleta para utilizarlo nada más llegar: 1 juego de sábanas, 1 toalla, tu calzado habitual para ir a la Universidad, la ropa habitual de temporada y el abrigo que lleves puesto. Y alguna percha siempre viene bien. ¡No te pases de ropa o acabarás teniendo que salirte de la habitación porque no queda espacio para nada!

¿Y el resto de tus cosas? Deja todo preparado en cajas y que te las envíen pasadas 1-2 semanas. Ya estarás instalado, conocerás el barrio y a tus compañeros de piso y tendrás más tiempo para pensar donde colocar todo. Incluye otro juego de sábanas, un albornoz y otra toalla por lo menos, ropa, abrigos y calzado y otros objetos varios:

– Libros y cuadernos

– Despertador

– Bolsa especial para la ropa sucia

– Una lámpara para tu escritorio

– Más perchas

– A veces es necesario también una estufa o ventilador por si la calefacción no va como esperábamos o no hay aire acondicionado.

mudanzas-estudiantes-2

Para la cocina

A menos que vayáis a un piso completamente vacío, la cocina suele tener electrodomésticos y menaje (tenedores, cuchillos, cucharas…). Sin embargo, es muy habitual en pisos de estudiantes que las condiciones de los utensilios no sean las mejores o falten algunos.

Al igual que en la habitación, haz una revisión anterior de la cocina para saber qué vas a necesitar. Nunca está de más llevar tu propia sartén y cazo y algún plato o cubierto para colaborar en el bien común de tu nuevo hogar. Hay además quien prefiere también su taza de toda la vida o vaso. ¡Tú decides! Observa que haya batidora, exprimidor, colador, tostadora…

Cuando una lista preparada, guarda todo en una caja resistente que se pueda montar y desmontar con facilidad para que luego no la tengas que tirar, guarda todo dentro bien protegido (especialmente los objetos de cristal) y escribe en el exterior lo que contiene.

mudanza-estudiantes-1

¿Algo más?

Por supuesto.

Es muy usual que la habitación no tenga cama o colchón. O que el escritorio sea demasiado pequeño. Tanto si quieres comprarlo como llevarte la tuya de casa, lo mejor es contratar una empresa de mudanzas que te lo suba a la habitación. ¡No te compliques innecesariamente!

Recuerda también llevar una caja de herramientas. Te vendrán muy bien a la hora de montar muebles. Y utensilios para la limpieza. ¿En cuántos pisos de estudiantes no tienen fregona? Al aspirador ni lo tenemos en cuenta.

Y ya solo faltan unas cuantas fotos, algún cuadro de decoración u otro de tus objetos favoritos y tu habitación quedará genial. ¡Poco a poco te sentirás como en casa!

Post recientes

Deja un comentario