Bluespace: cuanto más vives, más espacio necesitas

ENTREVISTA A DAVID RAYA, CHIEF FINANCIAL OFFICER DE BLUESPACE

Bluespace es el primer operador de self storage (alquiler de trasteros) en España con 32 centros propios entre Barcelona (18), Madrid (11) y Valencia (3), y una red de 26 centros asociados que dan cobertura a 22 ciudades de todo el país. En total, más de 30.000 trasteros o almacenes en alquiler de todos los tamaños que ocupan más de 100.000 m2. Actualmente la compañía cuenta con una plantilla de, aproximadamente, 150 profesionales.

¿Cuándo y cómo surge la idea de alquilar espacios como trasteros?

Hace años, a raíz de un viaje a Estados Unidos de dos emprendedores. Allí este modelo de negocio ya estaba muy extendido y decidieron replicarlo en nuestro país en el año 2002.

¿En qué se diferencia Bluespace de un trastero convencional?

En Bluespace disponemos de las mejores ubicaciones e instalaciones, así como la mejor solución para nuestros clientes. Contamos con más de 30.000 trasteros en espacios flexibles y económicos: almacenes de 1 m2 hasta 200 m2 para cubrir todas las necesidades, lo que nos permite alquilar trasteros a medida.

¿Qué facilidades ofrecen?

El cliente puede acceder al espacio los 365 del año y dispone de parking gratuito, acceso de carga y descarga, y elementos de transporte interno gratuitos. También ofrecemos la máxima seguridad en todos los almacenes, y la posibilidad de ampliar o disminuir el espacio en función de lo que se necesite y el tiempo que haga falta, sin compromiso de estancia a largo plazo.

Son líderes en el sector. ¿Cómo lo han logrado?

Bluespace se basa en cinco premisas fundamentales para ofrecer un buen servicio a sus clientes: un equipo humano orientado al cliente para entender su necesidad y ofrecerle la mejor solución; la proximidad, por sus edificios céntricos y cercanos a hogares y empresas; la seguridad, con sistemas de última tecnología en vigilancia y seguridad; el precio, y la calidad del servicio, con tarifas que se adaptan al espacio y al tiempo que requiera el cliente.

¿Qué innovaciones tecnológicas están presentes en Bluespace?

Éstas están presentes a través de nuevas herramientas de gestión del negocio que hemos implementado durante los últimos dos años. Además, constantemente invertimos en mejorar nuestras instalaciones y sistemas de seguridad inteligente, con un código personal para poder acceder al espacio las 24 horas y cámaras de seguridad de alta definición.

¿Quiénes son sus clientes?

El 70% son particulares y el 30% restante son empresas que quieren reducir sus costes de almacenaje sin renunciar a la calidad de sus servicios. Las empresas disponen de almacenes Bluespace para mejorar sus necesidades logísticas y respaldar su red comercial. Además, ofrecemos de forma complementaria y personalizada todo el servicio logístico que puedan necesitar, como la recogida y gestión de paquetería, custodia de llaves y servicios complementarios de mudanzas nacionales e internacionales, entre otros.

Están siempre presentes cuando hay un cambio en la vida de una persona o empresa…

Sí en ese momento es cuando tienes la necesidad de “un” Bluespace. Uno de nuestros eslóganes es “Cuanto más vives, más espacio necesitas”.

¿Cuál es la previsión de crecimiento?

En 2018 está previsto conseguir una facturación de 30 millones de euros, lo que significará un incremento del 10% respecto a 2017.

¿Se plantean abrir nuevos espacios fuera de nuestras fronteras?

Hoy por hoy nuestra focalización es seguir creciendo en España, aunque estamos en fase de crecimiento y expansión, y continuamente estamos analizando la posibilidad de abrir nuevos centros aquí o fuera de España. Nuestro objetivo a largo plazo es ser el mejor operador de Europa.

¿Qué es lo más curioso, sorprendente, que han llegado a guardar?

Desde objetos con valor sentimental, como libros, cuadros, vajillas, ropa, fotos, calendarios… a colecciones de guitarras, zapatos, vinilos, disfraces, pelucas, sillas, pelotas de futbol, paraguas o diccionarios, pasando por carteles de publicidad antiguos, baterías, sofás modernistas abstractos, dinosaurios hinchables, osos de peluche y maniquíes, entre muchas otras cosas.

¿Qué sucede con los espacios impagados o abandonados?

Éstos representan un 0,5% de nuestro volumen, y después de un proceso riguroso y legal de reiteradas comunicaciones, y en el caso que existan objetos en el trastero, los donamos a una oenegé.

Fuente: La Vanguardia

Post recientes