Misión: Cambio de armario

en Consejos

Los consejos Bluespace aseguran que la ropa y los complementos queden almacenados en óptimas condiciones.
Bluespace protege las prendas y los accesorios de los clientes en un espacio limpio, seguro y próximo.

Ha llegado el verano y el cambio de armario resulta obligatorio y supone una inversión de tiempo y espacio considerable. Es la hora de guardar todas las prendas calurosas y dejar sitio a las prendas de la siguiente estación. Para ello, Bluespace, con sus servicios de self-storage, ayuda a realizar el cambio de armario de una forma rápida y sencilla, al poder guardar en uno de sus trasteros todo aquello que no se vaya a utilizar hasta la próxima temporada. Para realizar el cambio de armario, Bluespace propone una serie de pasos a seguir consiguiendo que éste sea más rápido, efectivo y llevadero.

1.- Limpia el armario

Lo primero que tenemos que hacer es vaciar el armario y limpiar su interior, perfumándolo con lavanda para darle la bienvenida a la nueva estación. Para prevenir los malos olores y las polillas, podemos añadir naftalina, clavos, cedro, cáscaras de naranja y limón o saquitos de lavanda.

2.- Lava y guarda la ropa o accesorios de verano en perfecto estado

Bluespace, en busca de facilitar la gestión del cambio de armario, propone una serie de consejos para que la ropa se mantenga en perfecto estado hasta que se vuelva a usar: Toda la ropa se debe lavar y proteger con fundas. Si se trata de prendas delicadas es conveniente limpiarlas en seco en la tintorería.

3.- Almacena la ropa y los accesorios

Para guardar la ropa, hay varias opciones. Podemos utilizar cajas de cartón o de tela, fundas, o bolsas de cierre hermético. Las cajas de cartón protegen la ropa de la humedad y de las polillas, mientras que las de tela permiten la transpiración. Para combatir las polillas también se puede introducir dentro de la caja un saquito de lavanda, clavos de olor o cedro como repelente y, a la vez, como perfume. Las bolsas de cierre hermético son muy útiles para embalar las prendas que no se vayan a usar durante un tiempo, ya que ocuparán mucho menos espacio.

Para proteger este tipo de prendas contra el polvo y la suciedad, Bluespace dispone de bolsas de tela porta-trajes y de cajas-armario, diseñadas para guardar vestidos, trajes, camisas, americanas, etc.

4.- Busca el mejor sitio para guardar la ropa

Para almacenar la ropa y los accesorios, es importante buscar un espacio adecuado, seguro y limpio para evitar que se estropeen o deterioren. Bluespace ofrece la posibilidad de aumentar el espacio de la vivienda y de los armarios alquilando uno de sus boxes próximos al hogar, donde se vela por la comodidad del cliente, la seguridad y la accesibilidad las 24 horas del día los 365 días del año.

Bluespace se adapta con facilidad y rapidez a cualquier necesidad gracias al contrato flexible; que permite contratar un box por semanas, sin permanencia mínima y pudiendo variar el período de contratación y el tamaño del trastero según las necesidades que tenga el cliente en cada momento. La cuota mensual incluye un seguro multi-riesgo y varía en función de los metros cuadrados contratados.

5.- Ordena tu armario

Una vez guardada toda la ropa y los accesorios, debes preparar las prendas que usarás durante los meses de verano para empezar a llenar el armario. Es conveniente dividirla en aquella que te pones habitualmente y aquella que no, para evitar desordenarla a menudo. Una vez separada, ya la puedes colocar en el armario agrupándola en función del tipo de prenda (sport o de trabajo) o del color.

6.- Aprovecha tu armario

Para ganar espacio y evitar que se arrugue la ropa, Bluespace aconseja que las perchas del armario sean todas del mismo tamaño. También se pueden añadir estantes en algunos puntos, multiplicando la capacidad del armario.

Post recientes

Deja un comentario