Misión: Vuelta al Colegio

Se acerca la vuelta al colegio y hay muchos niños que se van a enfrentar por primera vez al estudio de determinadas materias. Para que esta tarea sea más efectiva es muy importante que se cuente con un espacio destinado específicamente para estudiar.  De esta manera se inculcará el habito del estudio y mejorará la concentración. Para esto, hoy te enseñamos como acondicionar una zona adecuada para hacer las tareas.

post2

1.- Elige el espacio más adecuado

No es recomendable que el niño haga los deberes en la mesa de la cocina o en la del salón. En estas dos estancias el niño tendrá serias dificultades para concentrarse y tendrá la tentación de numerosas distracciones. Por ello, lo recomendable es que se destine una estancia de la casa al estudio de los niños.

2.- Todo a mano

La zona de estudio debe facilitar al niño tener acceso a todo el material que va a necesitar. Por eso, lo ideal es contar con un escritorio con cajones en los que el niño pueda organizar sus libros y cuadernos para realizar consultar. Sobre la mesa no debe faltar un estuche o un bote con lápices, bolígrafos y todo el material que el niño necesitará para el estudio.

3.- Iluminación

Los puntos de iluminación ayudarán a acondicionar la zona de estudio. Si se dispone de una ventana, nos garantizaremos una fuente de luz natural única. No obstante, habrá que asegurarse de que el niño dispone de focos de luz específicos para cuando no haya luz natural. Es muy importante que el niño no fuerce la vista, por los problemas oftalmológicos que puede acarrear, y porque puede provocar cansancio en el menor.

4.- Mobiliario ergonómico

La silla que se elija para la zona de estudio del niño debe adecuarse a la edad del pequeño. El mobiliario ergonómico es el más recomendado para garantizar el buen estudio de los niños. Además, la silla deberá estar a la altura recomendable de la mesa para que el niño no tenga que forzar su cuerpo mientras estudio.

5.- Punto de conexión a Internet

Hoy en día es importante que el niño tenga siempre un ordenador a mano para realizar las consultas pertinentes que exija su nivel de estudios. El ordenador no debe ser una fuente de distracción sino un material más de estudio.

6.- Despejar el espacio

Es preciso que sea una zona de la casa en la que el niño no vaya a tener programas para concentrarse en el estudio. Las distracciones deberán quedar lejos de la zona de estudio. ¿Necesitas hacer espacio en casa? Guárda todas las cosas que no utilizas a diario en tu trastero Bluespace.

 

 

 

 

Post recientes

Deja un comentario