Cambio de Armario: Expetativa vs Realidad

Cada año el cambio de armario nos evoca varias emociones: estamos otra vez deseando usar nuestra ropa en colores tierra y naranja que emulan la caída de las hojas y dan la bienvenida a una de las estaciones favoritas para muchos: ¡El Otoño!

Es tal la expectativa que hasta nos preparamos el calendario para ese cambio, porque además, todo quedará ordenado y limpio nuevamente. Y luego vendrán las fiestas, así que hay que tenerlo ya todo listo y preparado.

Más allá de las expectativas, la gran realidad es que hacer el cambio de armario puede llegar a ser un gran agobio si no nos organizamos bien y si nos falta espacio.

Sacar maletas de debajo de la cama o de encima de los closets, llenar todo de cajas llenas de ropa de verano mientras hacemos el cambio, perder el espacio vital y no poder ni caminar por el pasillo. ¡Vaya, sí que es un agobio!

En Bluespace lo sabemos bien, es por eso que además de recomendarte evitarte el estrés y guardar todo directamente en tu trastero hasta el próximo año, también te dejaremos 5 tips para que esas expectativas se cumplan y tu cambio de armario sea un éxito rotundo.

¡Aquí van, manos a la obra!

  1. Invoca e inspírate en el espíritu de Marie Kondo, necesitarás conservar lo que realmente te haga feliz y guardar o donar lo que ya no.
  2. Coge 3 cajas: en la primera pon todo lo que sí quieras usar y guardar en tu armario de otoño/invierno, en la segunda pon lo que no uses, pero quieres guardar en tu Bluespace para próximos años, y en la tercera pon lo que definitivamente quieras donar o regalar (no lo tires, recuerda el artículo de circularidad que te dejamos, la segunda mano y el upcycling son fundamentales para evitar la contaminación que genera el Fast Fashion). ¡Tenemos que cuidar nuestro planeta!
  3. Ahora repite el procedimiento, pero con tu armario de verano, usa tres cajas más (si no tienes en casa, recuerda que las puedes conseguir en tu Bluespace, te recomendamos las cajas armario que son una pasada porque además puedes colgar tu ropa).
  4. Limpia tu armario vacío, nos gusta mucho hacerlo con una mezcla de agua y aceites esenciales porque además el olor es espectacular.
  5. Guarda tu selección de prendas que te hacen feliz y que usarás mucho en este otoño.

¡Ahora sí estamos todas listas para el otoño!

Recommended Posts